Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar

El Jimenado

LOCALIZACIÓN

El Jimenado es una pedanía que pertenece a Torre-Pacheco, comprendiendo parte del territorio situado al noroeste de su término. Limita con el término municipal de Fuente Álamo por el oeste, por el norte y oeste con el de Murcia, por el sur con el término de Cartagena y por el este con los términos de Roldán y Torre-Pacheco.

HISTORIA

El Jimenado es un núcleo de población anterior a Torre-Pacheco, con restos íberos y romanos, entre los que destaca una “Villae rustica Cartaginense” en Finca Galtero, parte de balsetas en Casa Grande, un pequeño puente romano en Santa Cruz y restos de loza y cerámica en otros.

Los pobladores romanos estaban asentados en las cercanías de la Rambla Honda y junto a la vía romana “Complutum Augusta” Cartagena-Alcantarilla-Albacete. Donde construyeron sus calzadas, embalses, puentes y villas agrícolas.

Después llegarían los pobladores árabes, que introdujeron una serie de mejoras en la producción agrícola, como la extracción y canalización de las aguas y la construcción de aljibes en los S. XI-XII como el de Aben-Zalet que era almenado, y que dio origen al nombre del pueblo.

Tras la conquista cristiana 1265, se repobla y desde entonces el lugar adquiere relevancia como centro de pernocta de los viajeros entre Murcia y Cartagena, con una venta y un aljibe de agua dulce, que se llama “almena”. En esta época se construyeron casas solariegas como las de las familias (Pedreño, Roca, Galtero, Meroño) que han llegado hasta nosotros, algunas de las cuales tienen testimonios de pinturas del S. XIV. En 1478 Pero Pacheco se establece en su periferia.

En la edad moderna se establece de nuevo la agricultura, cuya actividad económica perdura hasta la actualidad, con la sola variación del tipo de cultivos y la llegada del “agua del trasvase” en los años 80.

Dependiente del Concejo de Murcia se integra en la diputación de Pacheco el 23-12-1690, y consiguiendo diputación propia en 1743, hasta su integración el 17 de septiembre de 1836, en el nuevo Ayuntamiento de Torre-Pacheco.

MONUMENTOS

IGLESIA DE EL JIMENADO

Según documentación existente, la primitiva Iglesia de El Jimenado dataría del siglo XVI o principios del XVII, existiendo en este lugar un templo dedicado al culto y bajo la posible advocación de la Virgen de La Consolación. Esta ermita estaba cerca del cruce del camino del Estrecho con el camino Real que venía desde Chacón, en una zona elevada, frente al aljibe árabe.

El templo actual corresponde al siglo XIX, edificado en un terreno donado por una familia del pueblo, y construida con el dinero donado por D. Vicente Ochando. En su interior, antes de la destrucción de las imágenes durante la Guerra Civil española, existía una imagen del niño Jesús atribuida a Francisco Salzillo. Igualmente habría un San Antonio, una Virgen de la Consolación, la Purísima, san Isidro, Virgen de los Dolores y un San Juan, todo ello destruido durante la citada guerra.

La estructura de la iglesia, de planta rectangular en forma de cruz latina, es similar a otras ermitas del Campo de Cartagena, decoradas sus paredes con diversas pinturas. Un detalle original es que esta iglesia no tiene púlpito, elemento muy común en este tipo de iglesias.

Finalmente, en el exterior vemos la torre, edificada entre 1940-1945, en cuya parte inferior presenta una hornacina con una pequeña imagen del Sagrado Corazón.

Frente a la puerta de la Iglesia existe una plaza, con un monumento a los caídos, consistente en una cruz con una lápida en la que están escritos los nombres de todos los vecinos asesinados durante la guerra civil.

YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS

En el Jimenado se han localizado la mitad de yacimientos arqueológicos localizados en el término municipal de Torre-Pacheco, en un total de 14 asentamientos.

Estos yacimientos consisten sobre todo en materiales, cerámicas, monedas y restos de construcciones en diversos puntos de la localidad, así como restos de villae, o villa, en el paraje de El Porvenir.

  • Villa Rustica Cartaginense, (romana S. I a. de C, al II d. de C.) en Fina Galtero. Soterrada para su protección y donde se han encontrado restos iberos, romanos , árabes y cristiano medievales.
  • Balsas romanas, en finca Casa Grande S. I-II.
  • Puente romano, en paraje de Santa Cruz. 
  • 18 localizaciones documentadas de yacimientos romanos “villares” (fincas).
  • 48 localizaciones de emplazamientos de “rahales” (fincas) árabes. Documentadas por traspaso a los repobladores del S. XV, en obras de José Miguel Rodríguez y Domingo Pedreño.
  • Cuevas Moriscas Alta Edad Media.
  • Etc.