Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar

Historia de El Jimenado

El Jimenado es una diputación que pertenece a Torre-pacheco, comprendiendo parte del territorio situado al noroeste de su término. Limita con el término municipal de Fuente Álamo por el oeste, por el norte y oeste con el de Murcia, por el sur con el término de Cartagena y por el este con los términos de Roldán y Torre-Pacheco.

Historia

El nombre proviene de un aljibe que tenía almenas y en la antigüedad abastecía a todo el pueblo de agua, hoy en día desaparecido. Aljibe + Almenado = Jimenado.

Un pueblo de secano, como era este lugar, que obligaba a coger el portante y emigrar, se transformó en un pueblo modernizado y próspero, pero conservando miles de años de historia a sus espaldas. Los pobladores romanos estaban asentados en las cercanías de la Rambla Grande y junto a la Venta Nueva, y allí construyeron sus embalses y sus viviendas. Son los primeros que trasformarían pequeñas parcelas de tierras pobladas de arbustos salvajes, convirtiéndolas en fértiles huertas. Primeros en esparcir la simiente de los cereales, del trigo y la cebada, en los surcos de esta tierra. Después llegarían los pobladores árabes, canalizando las aguas, plantando palmeras y chumberas, y haciendo aljibes.

El Jimenado, fue parada y fonda de numerosos viajeros y caminantes, centro de la comarca, a escasa distancia de Torre-Pacheco.

Actualmente el Jimenado es una población moderna, con excelentes comunicaciones, con una floreciente industria agroalimentaria, con una buena renta per cápita y un bienestar social y económico aceptables. Hoy no existen aquellos problemas sanitarios ni de escasez de agua, a pesar de que se presentan otros problemas pero siempre existe el ánimo y las posibilidades de solucionarlos. Es un territorio agrícola bendecido por las aguas del trasvase Tajo-Segura, con un importante sector industrial, del trasporte, del cristal y de la producción y exportación hortofrutícola.

Monumentos

A destacar el retablo de madera de la iglesia. La histórica casa de Pedreño, la escuela taurina, y los restos arqueológicos romanos de los Anicetos y las casas de Santa Cruz.